domingo, 28 de diciembre de 2008

Monos asesinos

Según han descubierto unos investigadores de la famosa revista National Geographic, las conductas malvadas no son solo humanas como se pensaba.

Tras estudiar el comportamiento de 150 monos africanos, se descubrió como un par de individuos que llevaban tiempo atacando sin pudor a otro de los monos del experimento, cogieron sendas piedras afiladas y degollaron al mono en cuestión mientras este dormía plácidamente. ¿Un accidente? Parece ser que no.

No solo se contentaron los simios con asesinar a su compañero sino que se lo llevaron arrastrando hasta un pequeño lago artificial, que los investigadores habían instalado para que los monos bebiesen agua y se bañasen, y lo arrojaron al fondo para después marchar corriendo y acostarse junto al resto.

Esto asusta a los investigadores, pues se habían descubierto antes conductas violentas por ocupaciones territoriales, depredación,etc. pero nunca una muerte sin ningún motivo aparente y con ese sentido de culpabilidad que demostraron los monos al tirar al lago a la víctima.

"Se podía apreciar el odio en sus miradas" afirmaba John McCully, jefe del proyecto, mientras comenta que los dos cortes que el mono asesinado tenia en el cuello, eran de una limpieza perfecta teniendo en cuenta el rudimentario instrumento utilizado para cometer el crimen.